La historia de Osiris, el dios que resucitó al tercer día

Osiris en la
tumba de Nefertari
Ra tuvo cuatro hijos, Shu y Geb y las diosas Tefnet y Nut. Geb y Nut tuvieron después otros cuatro hijos: Set, Isis, Neftis y Osiris. Nuestra historia se centra en este último.

Osiris nació de una virgen en el solsticio de invierno (para los egipcios 21 de diciembre –actualmente 25 de diciembre), se volvió dios de la vegetación y de los muertos. Su hermano Set le tenía gran envidia, puesto que había sido sucesor de Ra para gobernar la tierra, por lo que lo asesino un viernes. Isis, empleo su magia para resucitarlo después de haber sido embalsamado y resucito al tercer día, la misma Isis fue testigo de su regreso a la vida. Existe un relato que cuenta como en la dinastía V (2465-2323 a.C.) el faraón resucito al tercer día convertido en Osiris, y emprendió después su viaje a las estrellas, después de esto venció a Set en una gran batalla, lo que lo convertiria en el rey de la tierra. 

Como mito solar, Osiris, ese sol que nace, y muere y resucita, también tiene una corona cuyas ardientes llamaradas simbolizan el sufrimiento ante la traición de alguien muy cercano (su hermano Seth). Su símbolo es el ankn o cruz ansada, sinónimo de vida   Senosiris, hijo del dios Osiris, nació concebido inmaculadamente, anunciado por Satmi, una deidad divina. 

En la Alejandría Egipcia se festejaba el festival de "Core, la doncella", identificada como la diosa Iris, y el nacimiento de hijo, que era un personificación de Osiris. En la víspera de aquel día era costumbre pasar la noche cantando y atendiendo las imágenes de los dioses.

Al amanecer se descendía a una cripta y se sacaba una imagen de madrea, que tenía el signo de una cruz y una estrella de oro marcada en las manos, rodillas y cabeza. Se llevaba en procesión, y luego se devolvía a la cripta; se decía que se hacía porque La doncella había alumbrado a su hijo. 

Los griegos rendían culto al dios Serapis, una forma helenizada de Osiris, y se mezclaban creencias griegas con egipcias. Los romanos celebraban el "Natalis Solis Invicti", el nacimiento del sol invencible, un culto muy popular y extendido en la fecha en la que todos los pueblos celebraban la llegad del solsticio de invierno, de la noche del 24 al 25 de diciembre. 

Isis, la virgen reina de los Cielos, quedaba embarazada en el mes de marzo y daba a luz a su hijo Horus a finales de diciembre. El dios Horus, hijo de Osiris e Isis era recibido como la sustancia de su padre, Osiris, de quien era una encarnación. Concebido milagrosamente por Isis cuando el dios Osiris, su esposo, ya había sido muerto y despedazado por su hermano Seth; era una divinidad casta, y su papel entre los humanos era presentar las almas a su padre, en el juicio. 

Durante el solsticio de invierno, la imagen de Horus, en forma de niño recién nacido, era sacada del santuario para ser expuesta a la adoración pública de las masas. Aparecía representado en un pesebre con el cabello dorado, un dedo en la boca y el disco solar sobre su cabeza, los griegos y romanos lo adoraron bajo el nombre de Harpócartes, el niño Horus, hijo de Isis.

Según la mitología egipcia, el dios con cabeza de halcón fue visitado pocos días después de nacer por cuatro extraños reyes, los cuales representaban cada uno los cuatro pilares externos (los puntos cardinales) sobre los que se sustentaba el cuerpo celeste de la diosa Nut.

Cada uno traía ofrendas para regalar al recién nacido.   A los 12 años, deja atónitos con su elocuencia a los escribas de la "Casa de la Vida" del templo de Ptah, que lo consideran como niño pródigo 

Cuenta la leyenda egipcia que Horus hizo revivir una momia, se trataba de una alegoría sobre el movimiento del sol a través de una constelación conocida con el nombre de "La Momia", el individuo que se vio liberado de la momificación se llamaba "El-Azar-us" 

Horus tenía 12 ayudantes que hacían referencia al número de los meses del año y de las casas zodiacales   El jeroglífico de Horus estaba compuesto por la palabra "KRST", denominado así mismo como el "ungido"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada