Los vigilantes Grigori: Los otros ángeles caídos

Le ravissement de Psyché,
William Bouguereau, 1895
Los Grigori, también conocidos como hijos de Elohim o hijos de Dios, son un grupo de ángeles caídos de la mitología judeocristiana mencionados en algunos textos apócrifos Bíblicos y en el Libro del Génesis. En estos textos se menciona que los Grigori fueron seres que se aparearon con las "hijas del hombre", naciendo de esta unión una raza de gigantes conocida como los Nephilim

"La tierra desolada grita hasta las puertas del cielo por la destrucción de sus hijos". Dios envía entonces a los arcángeles Miguel, Sariel, Uriel, Rafael y Gabriel para encadenar a los Vigilantes y destruir a los gigantes "pues han oprimido a los humanos". Los ángeles caídos rogaron a Enoc que intercediese por ellos ante Dios. 

Mención de los grigori en la Biblia en Génesis: "6:1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 6:2 viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 6:3 dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. 6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos." Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. 

Según el Libro de Enoc, los Grigori suman un número de 200 pero sólo sus líderes son mencionados: Samyaza, que era su líder, Urakabarameel, Akibeel, Tamiel, Ramuel, Dan'el, Azkeel, Saraknyal, Asael, Armers, Batraal, Anane, Zavebe, Samsaveel, Ertael, Turel, Yomyael y Azazyel (o Azazel). Estos eran los prefectos de los doscientos ángeles. Enoc "7:9  Grupos de teólogos dicen que estos seres un grupo de ángeles castigados por Yahweh (ángeles caídos) por haberse enamorado y copulado con las mujeres de la tierra, y por haber enseñado a los hombres la creación de armas y el arte de la guerra principalmente, entre otros conocimientos, trayendo un desequilibrio entre los hombres." 

Por otro lado. la religión católica desde la interpretación de San Agustín dejó de lado la definición de ángeles, indicando que la expresión hijos de Dios se refiere a los descendientes de Set (tercer hijo de Adán y Eva); y serían llamados así por su amor de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada