Glosario Magico: Glosario Satánico


Brujería Blanca .Véase Viejo Culto.


Clubes del Fuego del Infierno .Los Hell-Fire
Clubs o Clubes del Fuego del Infierno era un nombre
genérico que se aplicaba a varios grupos conformados
por miembros de ls clases privilegiadas de Irlanda e
Inglaterra durante los siglos XVII y XVIII,
ampliamente conocidos por sus actitudes
violentamente anticlericales, pero que deben su fama
a las actividades licensiosas a las que se entregaban
sus miembros. El más famoso de todos estos grupos
sería Los Monjes de Medmeham .llamados así por
la Abadía que habían acondicionado para reallizar
sus bacanales. también conocidos como los
Caballeros de St. Francis, fundado por Sir Francis
Dashwood, y que llegó a incluir entre sus miembros
al Conde de Sandwich, Benjamín Franklin, el político
y escrito John Wilkes y varios miembros de la Corte y
Parlamento británicos.


Doctrinas Oscuras .El término Doctrinas
Oscuras es el nombre dado a las doctrinas esotéricas
de Oriente, especialmente al Tantrismo y el Taoísmo,
que comprenden la primera forma de conocimiento
del universo microcósmico y macrocósmico. El
conjunto de enseñanzas y tradiciones de Oriente


Llaves Enoquianas .Las Claves Enoquianas o
Enochian Keys incluidas en la Biblia Satánica tienen
una historia bastante particular. Cuenta la leyenda
que el 13 de abril de 1584, John Dee, matemático y
mago de la corte de isabel I, dio comienzo a una serie
de trabajos mágicos en Cracovia, Polonia. Con la
ayuda de Edward Kelley, escribió en sus diarios una
serie de diecinueve encantamientos en lo que él
denominó lenguaje "Enoquiano", o "Angélico". Dee
añadiría una traducción al inglés de cada
encantamiento o "Llave", que fueron comunicadas a
Kelley por el ángel Nalvage. En 1659, una versión
ligeramente alterada de los diarios de Dee fueron
publicados por Meric. Casaubon bajo el título Un
Relato Verídico de lo que Sucedió Durante Muchos
años entre el Dr. John Dee y Diversos Espíritus. A
finales del siglo XIX las Llaves de Casaubon fueron
adaptadas al material ceremonial de la Orden
Hermética del Alba de Oro (G.’.D.’.), organización
ocultista sucesora de la Societas Rosicruciana In
Anglia (S.R.I.A.) por su excéntrico líder, Samuel
MacGregor-Mathers, modificando su escritura y
gramática para hacerlas más pronunciables, y
aprovechó para añadir algo de las complejas
interpretaciones extraídas de la "Cábala Hebrea" y la
tradición Egipcia tan querida para la G.’.D.’..
Unos cuantos años después de la desintegración de
la G.’.D.’. como organización operante, Aleister
Crowley publicó la versión que hizo Mathers de las
Llaves en su revista mágica, The Equinox. En 1900 y
1909 Crowley utilizó la Decimonovena Clave para
obtener una serie de experiencias conocidas como La
Visión y la Voz, uno de sus escritos consideradas por
muchos como de los más bellos y vigorosos que
hubiera publicado.

Por más bellas que fueran las Claves, nunca
atrajeron mucha atención o interés por fuera de los
círculos ocultistas o tradicionales, hasta que Anton
Szandor laVey decidiera añadirlas a La Biblia
Satánica. Tomando las Claves publicadas en
Equinox, las alteró aún más reemplazando las
referencis Celestiales con otras un poco más
diabólicas, dando como resultado un conjunto de
Claves que eran casi la "Misa Negra" de la versión de
la G.’.D.’.. Si bien algo bastardizadas, las Claves de
LaVey radiaban una atmósfera de poder brutal que
jamás consiguieron las versiones anteriores. Y las
traducciones compuestas de terminología Satánica
parecían, de alguna manera, mucho más apropiadas.


Nueve Desconocidos .Dice la leyenda que en la
India existió Emperador de nombre Asoka, que
gobermó el reino de Maurya, entre los años 274 al
236 antes de la Era Cristiana. Dicho personaje se
convertiría al Budismo alrededor del 260 a.E.C.
Alcanzó mucho renombre por administrar la nación
de acuerdo a los más elevados principios de la noviolencia,
y antes de morir seleccionó a nueve grandes
sabios para que formasen una sociedad secreta,
protectora, y pudieran continuar su obra. Cada Uno
de los Nueve elegiría a Nueve Diputados que sólo
serían conocidos por él, y cada uno de esos nueve
seleccionaría a su vez otros nueve, y así
sucesivamente. Esta leyenda fue popularizada en la
novela de Talbot Mundy Los Nueve Desconocidos
publicada alrededor del año 1927 y relatada por
Louis Pawells y Jacques Bergier en su libro El
Retorno de los Brujos.


Orden Hermética del Alba de Oro .La
Hermetic Order of the Golden Dawn, fue una secta
ocultista inglesa dedicada a la enseñanza y práctica
de la magia que se atribuía a Hermes. Esta secta se
darían cita un grupo muy interesante de
personalidades, como el poeta W. B. Yeats, el
escritor Arthur Machen, el ocultista MacGregor
Mathers, el mago Aleister Crowley, Austin Osman
Spare, y el autor de Drácula, Bram Stoker.


Shemhamforash .El término Sehm ha’Meforash
es el llamado ’Nombre de 72’ (el número de sílabas en
el nombre) del dios juedo7cristiano, utilizado en las
cnoversaciones coloquiales judías en las que los
nombres "YHWH" o "Adonai" eran considerados
blasfemos. Como muchos rasgos oscuros de la
tradición Judaica en la épic del advenimiento del
Cristianismo, se convirtió en objeto de confusa
especulación. Durante el siglo XVI ya se le
consideraba un elemento de Magia Negra, arte que,
según Martin Lutero, era empleado por la Iglesia
Católica para engañar a los fieles. Un siglo después,
esta palabra apareció como título de un texto mágico
que afirmaba contener hechizos de Cabalistas judíos
para invocar espíritus y atacar sus enemigos.
Posteriormente dicho texto reapareció como parte de
los Libros Sexto y Séptimo de Moisés, de cuya mera
posesión se decía que era motivo suficiente para
condenarse al Infierno. Fue en este libro donde LaVey
se topó con este término y decidió apropiarse del
mismo como "palabra de poder" para su ritualismo
Satánico.


Vía de la Mano Izquierda .También llamado
Sendero Siniestro o Left Hand Path La verdadera
matriz del ideario a partir del cual se articula todo
tipo de culto diabólico descansa en una concepción de
la vida denominada la Mano Izquierda, que hunde sus
raíces en los mismísimos orígenes de las
civilizaciones, de las culturas...
La Mano Izquierda es una postura esotérica, que
probablemente constituye la más remota forma de
relación del hombre con lo numinoso, el modo de
contacto o vivencia mágico-religiosa de mayor
antigüedad, una especie de creencia primordial. [El
concepto numinoso deriva de la palabra latina
numen, y define toda creencia religiosa previa a
cualquier monoteísmo o politeísmo, basados en un
dios o unos dioses personalizados; designa, pues, lo
suprahumano y el vigor místico de la Naturaleza].
En concreto, la Mano Izquierda preconiza la
búsqueda de lo divino y lo sagrado a través de la
satisfacción de los placeres inmediatos, de forma que
propone toda una metafísica de la sensualidad, que
enlaza lo mundano con lo suprahumano. Sus primeras
manifestaciones afloran en culturas muy anteriores
del Cristianismo, como son el shivaísmo hindú y su
variante occidental, el dionisismo.

Tanto en el hinduismo como en las religiones
mesoamericanas, la divinidad encierra una naturaleza
ambivalente; no es positiva ni negativa. La cuestión
del origen del mal no tiene sentido, porque se
considera que el mal es parte integrante de Dios,
brota de él. Por ende, el principio divino es a un
mismo tiempo amoroso y cruel: da y quita.
No es casualidad que en la Cábala (tradición
esotérica judía de cariz místico y surgida hacia el
siglo XII) volvamos a topar con la distinción entre la
Mano Derecha (hesed) y la Mano Izquierda (phad).
El Amor y la Clemencia simbolizados por la primera,
y el Castigo y el Rigor, representados por la segunda;
resolviendo la antítesis entre el Bien y el Mal,
mediante un principio de complementariedad y
necesidad mutuas, a diferencia de las perspectivs
Cristiana y Musulmana, y de acuerdo con las
sabidurías primigenias.


Viejo Culto [Brujería Blanca, WICCA] .En
Europa Occidental, y a lo largo de la era cristiana,
existió en una amplísima extensión geográfica un
culto de la fertilidad heredero de tradiciones
remotas... hijo, en definitiva, de las primeras
prácticas mágicas y del ideario de La Mano
Izquierda. Confinado en las zonas rurales, este culto
recibió la denominación global de brujería y ha
generado, por lo común, una tesis de tipo liberal
racionalistasegún la cual los brujos ybrujas fueron
una turbamulta de dementes e histéricas,
probablemente cegados por algún tipo de droga.
Sin embargo, existen también otras valoraciones,
entre las que se destacan sobre todo dos, antitéticas.
La una se resume en el punto de vista de Montague
Summers, un cristiano ortodoxo que no dudó en
refrendar punto por punto las convicciones y
doctrinas de los inquisidores; desde su perspectiva, la
brujería era una realidad temible, toda una amenaza
para el orden social y el bienestar físico y espiritual
de las poblaciones, ya que los practicantes rendían
pleitesía al mismísimo Diablo, perpetrando en sus
ceremonias toda clase de aberraciones contra natura
(infanticidios, bestialismo, canibalismo, etc.). La otra
tesis contrastada procede de la egiptóloga británica
Margaret Murray, que sostiene que la brujería fue,
por el contrario, un culto mágico de tipo naturista al
cual debe rebautizarse dianismo, como homenaje a su
inspiración en Diana, la diosa griega de la caza y de
los bosques. Según esta autora, la brujería .fue una
religión definida, con creencias, rituales y una
organización tan altamente desarrollada como la de
cualquier otro culto al mundo.. Esta segunda
perspectiva considera, pues, que la brujería prolonga
remotas y oscuras creencias precristianas con un
espíritu desafiante, tal como lo confirman dos hechos
fundamentales; los principales actividades rituales se
llevaban a cabo en fechas con significación pagana, y
segundo, que tenía como ceremonia principal el
Sabbat, o aquelarre, celebrado los viernes por la
noche generalmente en una encrucijada (las viejas
encrucijadas en honor de la diosa Hécate, señora de
las Artes Negras y versión oscura de la propia Diana,
encerraban un profundo sentido mágico).

0 comentarios:

Publicar un comentario