Una profecía gitana: Bram Stoker

Una profecía gitana (A Gipsy Prophecy) es un cuento de terror del escritor irlandes Bram Stoker, Se publicó por primera vez en diciembre de 1885 en el periódico The Spirit of the Times, en Nueva York. 

Esta historia se publicó por primera vez en forma de libro en 1914 en la tercera colección de historias cortas de Stoker, El invitado de Drácula y otros relatos extraños (Dracula's Guest and Other Weird Stories). Además apareció en el número de febrero de 1937 de Weird Tales. Y posteriormente en 1997 apareció en Best Ghost and Horror Stories. 

A Gypsy Prophecy es uno de los cuentos menos conocidos de Stoker, una narración irónica y teñida de ese sentimentalismo que caracterizó gran parte de su escritura, pero que también prueba claramente el interés que despertaban en él asuntos como la adivinación del porvenir.   

A Gipsy Prophecy, Bram Stoker (1847 - 1912)



Creo que lo mejor —dijo el doctor— es que uno de nosotros vaya a comprobar si se trata o no de un engaño.

—De acuerdo —contestó Considine—. Cuando acabemos de cenar, nos fumamos un puro y nos acercamos al campamento.

Y así, después de cenar, y tras haber terminado el Latour , Joshua Considine y su amigo el doctor Burleigh se encaminaron hacia el lado este del páramo, donde se levantaba el campamento gitano. Según salían, Mary Considine, que se había acercado hasta el final del jardín, justo donde empezaba el camino, llamó a su marido:

—Joshua, por favor, recuerda que vas a darles una oportunidad, no la fórmula para hacerse ricos. No tontees con ninguna mujer gitana ni dejes que Gerald haga ninguna tontería.
Considine alzó la mano como única respuesta, como si estuviera haciendo un juramento, y se puso a silbar la vieja canción “La Condesa Gitana” . Gerald se le unió en la melodía y, entre risas, saludaron una y otra vez con la mano a Mary, que estaba apoyada en la verja contemplando cómo se alejaban a la luz del atardecer.

Era una hermosa noche de verano. Todo estaba en completa calma y se respiraba una felicidad serena, como si aquella alegría y aquel sosiego hubieran hecho del hogar de la joven pareja un paraíso. La vida de Considine había sido bastante normal. El único acontecimiento digno de mención, del que él tuviera conciencia, había sido su relación con Mary Winston y la continua oposición de sus ambiciosos padres, que esperaban un buen partido para su única hija.

Cuando el señor y la señora Winston descubrieron el amor que su hija sentía por aquel joven abogado, intentaron mantener separada a la joven pareja. Enviaron a su hija fuera a hacer un sinfín de visitas y le hicieron prometer que no escribiría a su enamorado durante su ausencia. Pero Amor pasó la prueba. Ni la lejanía ni la falta de noticias parecieron enfriar la pasión del joven, quien no conocía los celos. Así, y tras una larga espera, los padres cedieron y los jóvenes se casaron.

El entierro de las ratas: Bram Stoker (Narrado por Alberto Laiseca)

El entierro de las ratas (The Burial of the Rats) es en relato de terror del escritor irlandes Bram Stoker, fue escrito en 1878 y publicado en 1891. Posteriormente fue publicado en la colección de historias cortas titulada El invitado de Drácula y otros relatos extraños (Dracula's Guest and Other Weird Stories), publicada en 1914.

Se dice que esta obra fue escrita mientras Stoker estava de luna de miel por paris.

Esta versión fue narrada por el escritor argentino Alberto Laiseca.

El entierro de las ratas: Bram Stoker 
(Narrado por Alberto Laiseca)




El entierro de las ratas: Bram Stoker
Para ver o descargar Online en PDF:
http://panteondejuda.blogspot.com/search?q=entierro+de+las+ratas

La Cornisa: Stephen King (Narrado por Alberto Laiseca)

Filme: Cat´s Eye 1985
La cornisa (The Ledge) es un relato de terror del escritor estadounidense Stephen King publicado en 1976 en la revista Penthouse. Posteriormente en 1978 se publicó en una compilación de relatos cortos de terror bajo el titulo de El Umbral de la Noche (Night Shift.) El libro es considerado por muchos como el mejor libro de relatos cortos escrito por Stephen King, ya que cinco de esos relatos se han llevado al cine, además de que algunos otros han servido como prefacio para libros posteriores.

Narrado por el escritor argentino Alberto Laiseca.



La Cornisa: Stephen King 
(Narrado por Alberto Laiseca)  

El General: Maurits Dekker (Narrado por Alberto Laiseca)

Ilustración: General Alfonso Armada.
Fotografía: El País
El General es un cuento de terror del escritor holandés Mauricio Dekker (1896 - 1962). Narrado por el escritor argentino Alberto Laiseca.


El General: Maurits Dekker 
(Narrado por Alberto Laiseca)


La montaña de los espíritus: Documental

En la montaña de Sorte, estado de Yaracuy, Venezuela, hay una congregación religiosa anual en la que miles de personas asisten para ver espíritus “bajar” a la Tierra. El culto recibe el nombre de espiritismo y está basado en la adoración de María Lionza, una diosa cuya leyenda se remonta a las creencias que predominaban en este territorio antes de la llegada de los españoles.

Hoy día, la religión es una mezcla de creencias católicas, africanas e indígenas. Durante tres días al año, los creyentes suben a Sorte para adorar espíritus que poseen a otros seres humanos. Según la religión, estas “materias” reciben al muerto y pierden conciencia de sí mismos: por eso pueden pisar fuego, caminar sobre vidrio, cortarse y hablar en lenguas.

Jesús Campos, un espiritista reconocido, nos hizo conocer íntimamente esta religión y pudimos participar en dos rituales con espíritus de distintas cortes. Limpiamos nuestro corazón y entrevistamos a un espíritu. Venezuela está inmersa en una crisis política y económica que parece no terminar nunca.


La montaña de los espíritus: Documental en español




Este documental fue creado por Vice News

Diccionario de Filosofia Alquimica: Kamala Jnana

Diccionario de Filosofia Alquimica (Dictionnaire de philosophie alchimique) es un libro alquimico del escritor Kamala Jnana (alias Roger CARO). Publicado por primera vez en 1961. Con una introducción escrita por Pierre Deleuvre.

Es el libro de cabecera de cualquier estudiante del Gran Arte. Además este gran alquimista contemporáneo nos deja a través de sus escritos alquímicos, un trabajo único sobre el estudio teórico y práctico del magisterio.  


El nombre real de Kamala Jnana era Jean Deleuvre.KALAMA era su nombre de adepto; le fue dado cuando fue admitido como alquimista en el TEMPLO Egipcio.


"Car il n`est rien de caché qui ne doive être découvert, rien de secret qui ne doive être connu et mis au jour." 
-Luc VIII; XVII


-Et verbum caro factum est

Fragmento del prefacio:
"..Al escribir la presente obra en forma de diccionario, no pretendemos más que ayudar a nuestros hermanos en la sagrada ciencia. Nosotros atestiguamos que todo lo que esta escrito es la estricta verdad. No hemos incluido ninguna trampa ni ninguna falsedad; si por azar, un error se hubiera deslizado, seria contra nuestro agrado y a pesar de nuestra vigilancia. 

Sin embargo, con el fin de evitar este riesgo, hemos comunicado nuestro trabajo a un grupo de Adeptos que forman el areópago (tribunal a quienes se les atribuye autoridad para resolver ciertos asuntos, en la colina de ares, en la Acrópolis) de un Centro Iniciático en el Arte de la Alquimia. Nuestro trabajo ha sido aprobado con calor y entusiasmo.."


Diccionario de Filosofia Alquimica:Kamala Jnana
En el siguiente enlace puedes ver o descargar en PDF:
Opción 1: https://app.box.com/s/wb5fal7mcbhrcl7gyvv4vth3rfb2soqq
Opción 2: http://libroesoterico.com/biblioteca/Diccionarios/Kamala-Jnana%20-%20Diccionario%20de%20Filosofia%20Alquimica.pdf
Opción 3: (en inglés): https://es.scribd.com/document/179073515/Kamala-Jnana-Dictionnaire-Alchimique

El arte de Scott G. Brooks

Scott G. Brooks es un artista estadounidense. Su trabajo es incomprensible, retorcido y fuera de lo común, sentimental e inquietante.

En sus cuadros refleja los problemas sociales, psicológicos y políticos inyectándoles un oscuro sentido del humor. Sus distorsionadas anatomías separan las figuras del ideal fotográfico, lo que le da la libertad suficiente para crear su propia realidad distorsionada.

Galería:


Pagina de Facebook:

Pagina oficial:

Experiencia cercana a la muerte (ECM)

Las experiencias cercanas a la muerte o ECM (near-death experiences, NDEs) son percepciones del entorno narradas por personas que han estado a punto de morir o que han pasado por una muerte clínica y han sobrevivido. Hay numerosos testimonios, sobre todo desde el desarrollo de las técnicas de resucitación cardiaca, y según algunas estadísticas, podrían suceder aproximadamente a una de cada cinco personas que superan una muerte clínica.

Según uno de los principales investigadores de este fenómeno, el doctor en medicina y filosofía Raymond Moody, los pacientes que han asegurado vivir este tipo de fenómenos coinciden en un patrón general de nueve fases consecutivas, aunque no todos completan este itinerario y muchos solo atraviesan por algunas:
  1. El paciente se siente flotar sobre su cuerpo, y ve el dormitorio, el quirófano o el lugar en el que se encontraba (out-of body experiences, OBEs, experiencia extracorporal), e incluso oye la declaración de su propio fallecimiento.
  2. Después, siente que se eleva y que atraviesa un oscuro túnel mediante una escalera o flotando en el vacío, y con una relativa rapidez.
  3. Ve aparecer una figura al final del túnel (que suele describirse como hermosa, blanca o transparente; a veces hay paisajes, voces o música).
  4. El paciente pasa a ser espectador, no siente dolor ni molestias: sólo percibe una paz interior.
  5. Algunas personas, sin embargo, aseguran haber tenido experiencias terroríficas en el más allá.
  6. Familiares o amigos difuntos van a su encuentro.
  7. Aparece una presencia o voz que se define en función de las creencias religiosas del paciente (puede tratarse de Jesucristo, de un ángel, etc.), y se establece un diálogo sin palabras con ese ser que parece conocer todo sobre el moribundo.
  8. Se presenta una visión global pero íntegra de lo vivido, como si viese “su película”; el modelo más ajustado para describirlo según los testimonios es como el de una sucesión de filminas de momentos sueltos de la vida, no necesariamente importantes.
  9. El sujeto se ve delante de un obstáculo: una puerta o un muro y toma conciencia de que aún no ha muerto, y aunque sigue sintiendo una paz y tranquilidad indescriptibles y acogedoras, se da cuenta, y también eso le indican sus acompañantes, de que debe volver.
Tras este proceso quienes lo han experimentado pierden el miedo a la muerte; no desean morir, pero se toman las cosas con más calma, serenidad y filosofía y, en cierta medida, son mejores personas, se preocupan más de los demás y son más felices.

A similares conclusiones llegó la psiquiatra Elisabeth Kubler Ross luego de una enorme investigación

Espiritual

Para algunos, las ECM son una prueba de que la mente, consciencia, psique, alma o espíritu como entidad inmaterial, se separa del cuerpo físico, que actúa como mero soporte material, para dirigirse a otro reino.

Se han realizado experimentos en hospitales por Sam Parnia y Bruce Greyson, mostrando imágenes que sólo pueden ser vistas desde el techo con resultados no concluyentes, aunque se espera una publicación definitiva con los resultados de Sam Parnia para finales de 2012.

A pesar de esto, existen miles de relatos vividos por personas que experimentaron el fenómeno, incluso ciegos (por ejemplo aquellos que recogen Elisabeth Kubler-Ross y Kenneth Ring en sus investigaciones) y describen con detalle el entorno físico (personas, situaciones, objetos, etc.) en que se encontraban durante la experiencia, a la postre coincidentes con la realidad. Es más, incluso personas con formación científica y académica aseguran haber experimentado tal fenómeno, como Eben Alexander, neurocirujano de Harvard, que ha dado testimonio de una realidad extracorpórea tras sufrir nueve días en coma documentándolo en el libro Proof of heaven (2012, traducido como La prueba del cielo, Barcelona: Planeta, 2013).

Psicoanalítica

 

En 1976 se sugirió que la ECM era una forma de despersonalización, de disociación, que actúa como defensa ante la amenaza de muerte en situaciones de extremo peligro. Psiquiátricamente, la disociación se define como una respuesta adaptativa a un trauma físico o emocional intolerable y, según el DSM-IV, no debe ser considerada patológica por sí sola; para estimar su potencial “malignidad” con mayor precisión se cuenta con los cuestionarios DES y DES-T. La disociación es la capacidad de abstraerse de la realidad (verbigracia, alguien que está concentrado viendo la televisión); este tipo de respuesta aparece en algunas víctimas de trauma (secuestros, violaciones…) que, inconscientemente, intentan evitar esta realidad desagradable con fantasías más apacibles.

Respecto a esta teoría disociativa, Bruce Greyson publicó en el Lancet (2000) un artículo en el que busca una relación entre los trastornos disociativos, como patología psiquiátrica, y las ECM. Concluye que las personas que han sufrido una ECM obtienen mayores puntuaciones en los test DES que aquellas que no han tenido ninguna, si bien los valores se mantienen siempre por debajo del umbral de lo patológico. Otro estudio de Greyson, publicado en 2003, afirma que existen personalidades “proclives” a la ECM y, lo que es más curioso, que esta tendencia es independiente de la religiosidad.

De todas formas, y a pesar de esta aparente correlación entre ECM y disociación, no se trata del mismo tipo de fenómeno, ya que las ECM son percibidas como completamente reales, al contrario que la despersonalización típica. Así mismo, las ECM se diferencian de la despersonalización en que lo alterado no es el sentido de la identidad propia (la “yo-idad”), sino la asociación de esta identidad con las sensaciones corporales.

Otra hipótesis psicológica relacionada con las ECM, formulada por el científico Carl Sagan, mantiene que el sistema neurológico se reinicia tras la experiencia traumática de la muerte; por eso la luz al final del túnel es una regresión al momento del parto y la salida del útero, donde no hay luz, al exterior, fuertemente iluminado, a través del canal del parto, y las personas conocidas serían las figuras de los padres y la sensación de bienestar la suministrada por las endorfinas de la leche materna. No obstante, esta teoría es inválida por dos razones: la primera es que un niño nunca nace mirando hacia delante sino exponiendo la coronilla, y la segunda es que la experiencia del viaje a través del túnel la han sufrido también personas que han nacido por cesárea; sí sería viable si se extiende el momento del parto a experiencias un poco posteriores en la manera en que puede interpretarlas el cerebro de un feto recién nacido.

Fisiológica

 

Primeramente se estableció la hipótesis de la anoxia. Esta analogía se dedujo por las similaridades entre las ECM y las G-LOC (Gravity-induced Loss Of Consciousness): cuando un piloto de avión de caza hace un pull-up, tirando fuertemente de los mandos para ascender, la fuerza centrífuga les empuja contra el asiento con una magnitud que es varias veces la de la gravedad, por lo que la sangre se les baja a los pies. Así, el cerebro se queda sin oxígeno y se produce lo que se llama un black-out: va desapareciendo la visión periférica, cerrándose el campo visual en un túnel hasta que, por fin, se pierde el conocimiento.

Así mismo, en una situación de hipoxia cerebral, la corteza visual se desinhibe, de modo que las neuronas empiezan a dispararse anárquicamente. Dado que el 90% de las células de la retina (y, por tanto, del córtex visual) están en la fóvea, en la región central del campo visual, la percepción que se tiene de ese disparo aleatorio es la visión de un centro más iluminado que se va ampliando según más células empiezan a descargar.

Se ha intentado refutar esta teoría de la anoxia basándose en que las personas que han sufrido una ECM han sido capaces de razonar con claridad, mientras que en la hipoxia sabemos que ocurre lo contrario, pues se caracteriza por una capacidad de juicio reducida y un pensamiento errático. Sin embargo, quien dijo esto no tuvo en cuenta que esa clarividencia no se ha determinado objetivamente, sino que se basa en la impresión subjetiva de quien ha sufrido la ECM, en cuyo caso sí concordaría. De hecho, ese es el principal problema de los pilotos que vuelan en condiciones de bajo oxígeno: su capacidad mental está disminuida, pero ellos se sienten eufóricos, “iluminados” (parecido a una borrachera).

En cualquier caso, de momento podemos explicar la visión de túnel, pero no otros fenómenos como las visiones divinas y los flashbacks de memoria. En este sentido, ciertos trastornos epileptiformes del lóbulo temporal se han asociado con la aparición de sentimientos místicos, los mismos que en la ECM. Y esta región cerebral es especialmente sensible a la anoxia que ocurre en una situación de hipoperfusión, lo cual apoyaría la teoría.

Respecto a las sensaciones de bienestar y paz, se ha especulado con la secreción endógena de endorfinas. Esto concordaría con el hecho de que aquellas personas en las que se ha empleado naloxona (un antagonista de endorfinas) durante la reanimación reportan ECM’s más bien desagradables.

Y, por último, algunos investigadores han relacionado las ECM con la secreción de serotonina, que explicaría las OBE’s y las alucinaciones místicas. Otros, por su parte han dicho que podía tratarse de un trastorno disociativo análogo al producido por la ketamina, pasando por alto que las alucinaciones de ésta tienden a ser terroríficas e irreales.

En cualquier caso, de todas las explicaciones proporcionadas sobre una base fisiológica, no todas parecen plausibles, y, de las verosímiles, ninguna cubre todos los sucesos que ocurren en una ECM. Además de que también hay descritas ECM’s en ausencia de daño físico, donde la relevancia de estos mecanismos fisiológicos quedaría muy en entredicho.