Creencias tradicionales de la religión Wicca

Las creencias difieren mucho entre practicantes individuales y entre las distintas tradiciones, ya que no existe una organización centralizada que establezca la «ortodoxia». El nexo compartido está en los conceptos religiosos y éticos básicos, así como la forma estructural básica para los rituales o celebraciones festivas. Estos son elementos clave de las enseñanzas tradicionales y de las obras publicadas, que suelen dar un esbozo de estas materias generales.

En las formas tradicionales de wicca se utiliza el texto religioso denominado El Libro de las sombras (The Book of Shadows),  mantenido en secreto excepto para los iniciados y pertenecientes a dicha tradición. Similar a un grimorio, es un compendio de los conocimientos y rituales concernientes a la tradición concreta, aunque gran parte de las enseñanzas siguen siendo orales. Se han propuesto en estas décadas diversos Libros de sombras públicos, como por ejemplo el editado por Lady Sheba (apodo de la autora Jessie Wicker Bell) en 1970. Algunos textos publicados originalmente por Doreen Valiente han tenido gran acogida, como la Rede Wicca o El encargo de la diosa, que son adoptados por los practicantes.

Como contraste, en las formas eclécticas se utiliza el Libro de sombras de una forma dinámica, como «diario», recopilación de información a medida que se aprende, experiencias, reflexiones, etc.

Otros puntos importantes a mensionar son:

  • El Dios y la Diosa son venerados. Son el centro del pensamiento Wicca.  
  • Las almas humanas disfrutan de una serie de encarnaciones. La reencarnación es una de las creencias wiccanas más importantes. Precisamente, cómo y por qué nosotros encarnamos muchas veces lo dejamos a especulaciones místicas.  
  • Se puede envíar energía sin cuerpo físico para que afecte al mundo en modos positivos. Nosotros aceptamos la práctica de la magia y su efectividad.  
  • Lo que está hecho retornará a la persona que hizo el conjuro original. Precisamente, como esta energía retorna ha sido una especulación muy buena.  
  • La Tierra es nuestro hogar, nuestra Diosa. No es una herramienta que nosotros podemos abusar abruptamente. Los problemas ecológicos han sido tecnicamente nuevos para la religión Wicca, pero ahora ocupa un papel muy importante. Muchos rituales son hechos para darle curación y fuerza a la Tierra.  
  • Nosotros los wiccanos no somos evangélicos. Nosotros no tenemos la necesidad de correr la voz. Contestar preguntas acerca de nuestra religión está muy lejos de ir de puerta en puerta preguntándole a extraños, ¿has escuchado la palabra de la Diosa hoy?  
  • La religión Wicca acepta que toda otra religión está correcta con sus partidarios. Esto no quiere decir que a nosotros nos guste todo representante de todas las religiones, pero todos tienen su libertad para escoger.  
  • La religión Wicca acepta miembros de cualquier sexo, de cualquier raza, origen nacional y, usualmente, de toda preferencia sexual.  
  • Wicca es una religión, no una organización política. Grupos de wiccanos pueden y algunas veces trabajan en un caso común y wiccanos individuales pueden involucrarse personalmente en un sistema político, pero Wicca en sí, no es una religión que contribuye en problemas o ayuda a un candidato político en específico.  
  • La religión no cobra por lecciones privadas o por iniciaciones. Objetos físicos creados por wiccanos (pentagramas, cetros, inciensos, libros, aceites, etc.) y servicios (como clases públicas y consejeros wiccanos) pueden y deben cobrar, pero no instrucción wiccana personal y privada o iniciación.  
  • Nosotros los wiccanos no sacrificamos a personas o animales en rituales.  
  • Los wiccanos tampoco causan daño a nadie pero si usan la magia para su propia protección.  
  • Nosotros tampoco creemos en el Diablo, el pecado o un Dios juzgador y vengativo, como lo describe los cristianos.
 Wicca tradicional y Wicca ecléctica:

Ésta es la división en cuanto a práctica y creencias dentro de la wicca.

En las tradiciones con linaje o wicca tradicional conocida como BTW (derivadas de iniciados por el propio Gerald Gardner) se considera que la religión es una variedad más de brujería pagana, con prácticas, creencias, estructura organizativa e iniciática específicas. Constituye una sociedad secreta y exclusiva de brujería, a la que se tiene acceso mediante la iniciación por otro miembro, y con las sucesivas «iniciaciones» o grados se avanza en el conocimiento de la religión.Las personas iniciadas se convierten en sacerdotes/sacerdotisas de los antiguos dioses.

La wicca ecléctica deriva de la wicca tradicional. En estas ramas se han adaptado en general estructuras rituales y principios éticos muy parecidos a la wicca tradicional, a partir del material publicado y de las aportaciones de los diferentes autores wiccanos (muchos de ellos tradicionales) que han creado sus propias tradiciones. En la comunidad ecléctica la jerarquía tiene un papel menos importante. Algunos wiccanos eclécticos no se consideran brujos ni practican magia.

Hay que distinguir el concepto de «wiccano ecléctico» (persona que no se adscribe a ninguna tradición concreta de wicca) que en los países de habla hispana suele solaparse o confundirse con el concepto de «wicca solitaria» (personas que practican y estudian por su cuenta).

La wicca no es proselitista ni busca adeptos. Es más, los grupos iniciáticos pueden denegar la entrada a personas que no cumplan con los requisitos mínimos que significa ser iniciado, es decir, convertirse en sacerdote o sacerdotisa y afrontar las responsabilidades que esto conlleva.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada