Fantasmas; Errores de percepción y fraudes

Muchas veces algunas "manifestaciones paranormales" no son más que un engaño por parte de nuestra imaginación y nuestros sentidos. En el mundo emocional de cada persona hay otros tipos de espíritus, los llamados fantasmas mentales; aparecidos por la subconciencia de cada uno. 

Más allá de la habitual conjunción de alucinación y superstición que suele explicar mayoritariamente casi todas las manifestaciones del fenómeno, las formas ópticas del mismo han sido recogidas por medio de cámaras fotográficas y vídeográficas de distinto tipo, desde las comerciales hasta las termográficas. El fraude y la falsificación de estos documentos o su dudosa interpretación, especialmente factible por medio de la manipulación informática, es tan frecuente en este campo que el especialista suele enfrentarse de forma más que escéptica ante este género de testimonios. Sin embargo, es posible hacer una tipología de estos documentos atendiendo a la configuración visual de los mismos:
  • Artefactos: (polvo, insectos, rods) producidos por backscatter o retrodispersión (cámaras compactas con flash demasiado cercano al objetivo) o efecto retrorreflector, aberraciones o ilusiones ópticas, fraudes y sugestiones o pareidolias.
  • Orbes y masas de luz.
  • Trazos de luz.
  • Nieblas.
  • Sombras.
  • Siluetas.
  •  
  • Huellas termográficas.
  • Expresiones escritas.
  • Transparencias.
  • Movimientos aparentemente inexplicables.
A continuación una breve explicación de los errores y/o fraudes más comunes:
  •  Errores de percepción:  Las causas dentro de esta categoría son casi incontables. Pero, entre otros, podríamos enumerar los siguientes: 1. Sombras. En muchos casos los supuestos fantasmas no son más que juegos de sombras que opticamente se prestan a interpretaciones erradas. 2. Fuegos fatuos. Los fuegos fatuos, como consecuencia del folclore popular, la superstición y la ignorancia, han sido por siglos percibidos como fantasmas por mucha gente. 3. Bolas de luz u orbes. Los estudios científicos han determinado que las esferas de luz se deben a fenómenos naturales. Un ejemplo paradigmático es el de lugares en que, habiéndose reportado la aparición de esferas de luz, estudios posteriores han encontrado la fuente del fenómeno en condensaciones eléctricas producidas por la presencia abundante de enormes cristales bajo la tierra. 4. Sonidos sugestivos. Esto está en gran medida asociado a los falsos casos de “casas malditas”, lo cual se debe a que en las construcciones viejas abundan grietas, maderas apolilladas y otros factores que tienden a producir fenómenos acústicos interpretables como sonidos del más allá; siendo que en ciertas ocasiones la causa es algo tan burdo como una salamanquesa blanca, animal que es muy común en numerosas ciudades y cuyo ruido se parece al “tst, tst” que hace una persona para llamar a otra.

    Algo muy reciente en todo este asunto es lo que el inglés Vic Tandy, científico y catedrático de la Universidad de Coventry, ha recientemente descubierto en sus estudios sobre la influencia de los infrasonidos (sonidos a menos de 20Hz, siendo lo audible entre 20 y 20000Hz) en el cuerpo humano y en los errores de percepción visual. En su teoría él afirma que los infrasonidos pueden llegar a ocasionar visiones interpretables como fantasmas, esto siempre y cuando el sujeto crea o sospeche de espíritus en el lugar en que se halla. Concretamente, estas visiones aparecerían en el área de la visión periférica como una consecuencia de la vibración causada por el infrasonido en el globo ocular. Pero la visión periférica es de baja calidad, por lo que estos supuestos “fantasmas” serían percibidos como figuras amorfas, difusas y grisaceas. Mas hay que acotar que se ha comprobado que el tipo de sitios en los que se cree que hay fantasmas son, en comparación con otros tipos de lugares, sitios que presentan mucha mayor cantidad de infrasonidos. Finalmente y para que se vea lo contundente de la tesis de Vic Tandy, los científicos realizaron un experimento en el cual llevaban a un grupo a una cárcel abandonada en la que se creía que existían fantasmas. A un grupo lo condujeron a lugares en que los investigadores habían escondido emisores de infrasonidos, al otro no: sorprendentemente, casi que exclusivamente fueron los miembros del primer grupo los que reportaron sentir escalofríos, sensaciones de ser observados, miedo y sentimientos opresivos, “energías negativas”, presencias y hasta voces…
  • Los fraudes; pueden hallar su fuente en testigos falsos, percepciones erradas de carácter colectivo, desinformación medíatica, etc. Abundan así falsas psicofonías (grabaciones, en cintas magnetofónicas, de supuestas voces de espíritus) en que las supuestas voces de fantasmas son en realidad ruidos que se prestan a interpretaciones ambiguas o voces en frecuencias muy bajas de personas vivas; fotografías falsas elaboradas con montaje u otras técnicas o simplemente producidas por fallos de la cámara; percepciones inducidas por expertos ilusionistas; psicoimágenes (imágenes, supuestamente del más allá, que aparecen en la pantalla de una tv que está siendo grabada en su emisión de canal libre) manipuladas o que en realidad tienen una explicación natural.  Así mismo cada vez proliferan más por Youtube, y otros portales de vídeos, ediciones realizadas con After Effects y otros programas de edición de vídeo. Vídeos falsos que pretender ganar suscriptores o promocionar páginas webs y blogs. Este material falso incluso en ocasiones sirve como publicidad viral.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada