Futhark: el lenguaje antiguo

 El Futhark antiguo es la forma más antigua del alfabeto rúnico, usado para escribir en protonórdico por las tribus germánicas tanto en los dialectos escandinavos como en los dialectos germanicos del periodo de migraciones germánicas del siglo II y VIII, permaneciendo inscrito en objetos como joyas, amuletos, herramientas, armas y piedras rúnicas.

En Escandinavia, esta forma de escritura evolucionó simplificándose al futhark joven en el siglo XIII, mientras que los anglosajones y los frisones extendieron el futhark que terminó convirtiéndose en el futhorc al desarrollarse el anglosajón.

A diferencia del Futhark joven que permaneció en uso hasta los tiempos modernos, el futhark antiguo fue olvidado perdiéndose la capacidad de leer sus inscripciones, y no fue hasta 1865 cuando el lingüista noruego Sophus Bugge consiguió descifrarlo.

Generalmente se cree que el futhark antiguo procede de los antiguos alfabetos itálicos, posiblemente tanto de las variantes del norte (alfabetos etrusco o rético) como del alfabeto latino mismo. La teoría de que derivó del alfabeto griego por medio del contacto de los godos con los griegos bizantinos fue popular en el siglo XIX, pero quedó desechada tras la datación de las inscripciones de Vimose que estableció que eran del siglo II, cuando los godos entraron en contacto con la cultura griega a a partir del comienzo del siglo III. Es más, el alfabeto gótico, derivado del griego en el siglo IV, tiene sólo dos letras derivadas de las runas, Gothic j.svg (de Jera) y Gothic u.svg (de Uruz).

La forma angular de las runas, presumiblemente una adaptación a la incisión en la madera y el metal, no es una innovación germánica, sino que es una característica compartida con otros alfabetos antiguos, incluyendo los itálicos antiguos, como se comprueba al comparar por ejemplo la inscripción latina de Duenos) o la etrusca del yelmo de Negau (siglo I a. C.), que presenta un nombre germánico, Hariagastiz, y da testimonio del temprano contacto de los germanoparlantes con la escritura alfabética. De forma similar la inscripción de Meldorf (de alrededor del año 50) puede calificarse de un uso "proto-rúnico" de los germanoparlantes usando el alfabeto latino. Parece que las formas de las letras del "alfabeto de Bolzano" del rético encajarían particularmente bien. La inscripción de la lanza de Kovel, datada alrededor del 200 avanza de una peculiar variante goda de escritura. Su texto tilarids de hecho parece más letras itálicas antiguas que alfabeto rúnico, escritas de derecha a izquierda y con una T y una D más próximas a las latinas o las etruscas que a las de Bolzano o alfabetos rúnicos.

Las runas equivalentes a f, a, g, i, t, m y l no presentan variación y se acepta ampliamente que son idénticas a las letras itálicas antiguas o latinas F, A, X, I, T, M y L. También hay un amplio consenso en que las runas correspondiente a u, r, k, h, s, b y o derivan de las letras V, R, C, H, S, B y O.

Las runas de origen incierto puede que fueran o bien creaciones originales o transformaciones de las letras latinas. Odenstedt sugiere que se adoptaron 22 letras del alfabeto latino clásico (siglo I, ignorando la marginal K) viniendo (þ de D, Runic letter algiz.svg de Y, Runic letter ingwaz.svg de Q, Runic letter wunjo.svg de P, Runic letter jeran.svg de G, Runic letter iwaz.svg de Z), y siendo las dos runas restantes (Runic letter pertho.svg y Runic letter dagaz.png) innovaciones germánicas, pero hay controversia entre los expertos respecto al origen de ehwaz (¿de E?), naudiz (¿de N?), þ (¿de D o del rético Θ?), y las runas wunjo (¿Q o P?), ihaz y algiz (¿ambas de las latinas Z o Y?), ingwaz (¿Q?) y dagaz.

De las 24 runas del futhark clásico plasmadas en las inscripciones del año 400 (piedra rúnica de Kylver), iwaz, peordh7 e ingwaz8 no aparecen el las primeras inscripciones del periodo 175 al 400, mientras que ehwaz en este periodo principalmente aparece con forma de pi (Π), su forma de M (Runic letter ehwaz.svg) fue ganando prevalencia solo a partir del siglo V. De forma similar la runa con valor de s podía tener tres variantes de trazo del signo (Runic letter sowilo variant.svg) o cuatro variantes del signo (Runic letter sowilo.svg) (y más raramente 5), y sólo a partir del siglo V las tres formas definitivas se hicieron prevalentes.  Las runas características de los siglos VI y VIII tienden a tener sólo trazos en tres direcciones: verticales o en las dos diagonales, mientras que las inscripciones más antiguas también muestran trazos horizontales en el caso de ehwaz mencionado anteriormente, y también en el caso de tiwaz, laguz, ingwaz y haglaz.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada