Abuso Ritual Satánico: ARS o SRA


¿Qué tan común es el Abuso Ritual Satánico o ARS/SRA?, Hay que aclarar que el ARS es esencialmente un mito. Mientras que los autodenominados satanistas de vez en cuando cometen crímenes brutales, estos son el resultado de individuos perturbados cuyas creencias a menudo tienen poco en común con la línea principal satanistas.
 
El ARS, también conocido como abuso ritual, abuso ritualista, abuso organizado, abuso ritual sádico y otras variantes, fue un pánico moral que se originó en Estados Unidos en la década de 1980, extendiéndose por todo el país y eventualmente a muchas partes del mundo, antes de desaparecer a finales de la década de 1990. Las alegaciones de ARS incluyen reportes de abuso físico y sexual de personas en el contexto del Ocultismo o rituales satánicos. En su definición más extrema implica una conspiración mundial en la cual participaba una rica y poderosa élite por las cual los niños eran secuestrados o criados para sacrificios, pornografía y prostitución.

Desde un comienzo todos los aspectos del ARS fueron controversiales, incluyendo su definición, la fuente de las alegaciones y la prueba de los mismas, siendo estas últimas, testimonios de las presuntas víctimas y los casos judiciales relacionados con las investigaciones criminales. El pánico afectó a abogados, terapeutas y trabajadores sociales que hicieron frente a acusaciones de abuso sexual de niños. Las alegaciones inicialmente provinieron de grupos muy diferentes, incluyendo a fundamentalistas religiosos, investigadores de la policía, defensores de niños, terapeutas y pacientes de psicoterapia. El movimiento se secularizó gradualmente, dejando de lado los aspectos “satánicos” de las denuncias a favor de denominaciones menos religiosas como “sádico” o simplemente “abuso ritual” y volviéndose más asociada con el trastorno de identidad disociativo y teorías conspirativas.

El pánico fue influenciado en gran medida por el testimonio de los niños y adultos que se obtienen mediante técnicas terapéuticas y el interrogatorio que ahora se consideran desacreditado.
Por lo tanto, el FBI ha concluido que la SRA es un mito, y las historias de SRA se generaron en gran medida y se distribuyó durante el pánico satánico.

Acusaciones comunes:
Las víctimas de los supuestos SRA son más comúnmente las mujeres o los niños. Las víctimas son presuntamente llevados a un lugar ritual donde una serie de injusticias podría ser implementado sobre ellos, incluyendo:    
  • El consumo de drogas Forzada     
  • Violación o abusos sexuales     
  • La tortura y terror     
  • Lavado de cerebro para adoctrinar a las víctimas en las creencias satánicas     
  • Asesinato, o ser obligado a cometer un asesinato a otra     
  • Canibalismo
Falta de evidencia:
Las investigaciones oficiales producido ninguna evidencia de conspiraciones generalizadas o de la masacre de miles, y sólo un pequeño número de delitos verificados han incluso semejanzas remotas a cuentos de SRA. En la segunda mitad de la década de 1990 el interés en SRA disminuyó y el escepticismo se convirtió en la posición por defecto, y sólo una minoría de los creyentes dan ningún crédito a la existencia de SRA.

Por lo tanto hay una variedad de razones por las que el FBI se mantiene escéptico de tales afirmaciones. En primer lugar, muchas de las víctimas sólo se adelantan años después de que el presunto delito tuvo lugar, y afirma haber descubierto "recuerdos reprimidos". Estos recuerdos más comúnmente salen durante la terapia, ya que los psicólogos creen que existen muchas víctimas de los supuestos SRA que en realidad son las víctimas de las preguntas principales planteadas por sus propios terapeutas que impresionan a los falsos recuerdos en una psique vulnerable.
 
Las historias presentadas por las víctimas no se dispone generalmente en detalle. Los únicos detalles de los rituales previstos son a menudo lo que se puede encontrar en los libros o en las películas de terror.
 
Al momento de responder las preguntas las múltiples víctimas, las historias de las personas no están de acuerdo con las historias de cualquier otra víctima -por lo tanto eso afirma aún más la falsedad de estas acusaciones-.
 
La evidencia física es en gran parte o sino que totalmente ausente. En ningún lugar se puede encontrar que se tiene cualquier tipo evidencia de que fue testigo de un ritual satánico, o cualquier otro tipo de ritual, para el caso, aun cuando las acusaciones se hacen poco después de que el supuesto abuso tuvo lugar.
 
La gente aún cuenta historias de asesinatos en rituales, aunque todavía no se encuentran desaparecidos y no hay ningún cadáver por ser descubierto. De hecho, las personas que están convencidos de una amplia conspiración satánica citan un número anual de víctimas de menores de edad -cifras que pueden ser cientos o tal ves miles-, mientras que la faltan de informes de personas sólo puede dar cuenta de una pequeña fracción de ese número.

Prácticas de verdaderos satanistas:  
Las prácticas de los satanistas de largo recorrido, ya sea satanistas LaVeyananos o de otras variedades, no tienen ningún uso para las acciones horribles sugeridas en SRA. Muchos por lo que no creen en un ser real llamado Satanás . Incluso aquellos que creen en un ser así no lo imaginan como hacen los cristianos. Él no prospera en el sufrimiento, la sangre o la perversión humana. Las acusaciones de SRA son tan aborrecible para estos satanistas como lo son para todos los demás.

1 comentarios:

Lady Deathpoet dijo...

Yo lo veo más como una especie de histeria colectiva que no se sostiene y que surgió por algo que no conocemos y como siempre ante el miedo la gente inventa más de la cuenta.
Un saludo
Lady Deathpoet
http://ladydeathpoet.blogspot.com.es

Publicar un comentario en la entrada