La Maldición de Frankenstein: 1957

La maldición de Frankenstein (The Curse of Frankenstein) es una película de terror britanica de Hammer Film Productions , basada en la novela Frankenstein (1818) de Mary Shelley . Fue la primera película de terror de Hammer de color, y el primero de su serie de Frankenstein.

Su éxito mundial dio lugar a varias secuelas y nuevas versiones del estudio de Drácula (1958) y La Momia (1959) y estableció " Horror Hammer "como una marca distintiva de cine gótico. La película fue dirigida por Terence Fisher y las estrellas Peter Cushing y Christopher Lee, y estrenada e 1957.

La historia comienza con un sacerdote que va a la cárcel para visitar a uno de los reclusos condenados a pena de muerte. El reo, que será decapitado en la guillotina tras ser encontrado culpable de varios asesinatos, es el Barón Víctor Frankenstein (Peter Cushing), quien sostiene que fue acusado injustamente. Frankenstein comienza a contarle su historia al sacerdote, narrando los hechos posteriores a la muerte de su madre. El Barón, quien entonces era un adolescente, quedó bajo la tutoría de Paul Krempe (Robert Urquhart), un eficiente científico. Los años pasan, y ambos comienzan a investigar la fórmula para crear vida, logrando en uno de sus experimentos revivir a un cachorro muerto, introduciéndolo en un recipiente con un líquido no definido y aplicándole descargas eléctricas.

Frankenstein planea crear un ser humano perfecto, juntando distintos pedazos de personas muertas, pero Krempe se niega, ya que lo considera inmoral. A pesar de esto, el científico decide continuar con su plan y roba diversos cadáveres para su experimento. Un día, Elizabeth (Hazel Court), prometida de Frankenstein, llega a la casa, y Krempe le advierte que debe marcharse por su propio bien, pero recibe una negativa. Cuando Frankenstein recibe la visita del profesor Bernstein, lo asesina, haciendo que su muerte parezca accidental. Durante la noche visita su tumba y es sorprendido por Krempe, mientras intenta sacar el cerebro del cadáver. Ambos comienzan a pelear y el frasco con el cerebro se estrella y quiebra. A pesar de esto, Frankenstein de todas maneras lleva el cerebro a su laboratorio.

Cuando Frankenstein termina de formar a su criatura (Christopher Lee), intenta reanimarlo, pero para esto se necesitan dos personas y pide ayuda a Krempe. Él acepta a cambio de la seguridad de Elizabeth. En el momento en que Frankenstein llega al laboratorio, ve que la criatura ha cobrado vida y el ser intenta estrangularlo, pero es noqueado por Krempe, quien salva la vida de Frankenstein. Más tarde, el monstruo se escapa al bosque, donde asesina a un anciano ciego y a su nieto. Frankenstein y Krempe, quienes habían salido en su búsqueda, encuentran a la criatura, y Krempe le dispara en el ojo, causándole la muerte y lo entierran. Sin embargo, más tarde ese mismo día, Frankenstein lo resucita a escondidas de su compañero, y hace que mate a su sirvienta Justine. La mujer, que mantenía una relación íntima con Frankenstein, lo había amenazado con delatarlo a Elizabeth si no se casaba con ella.

Posteriormente, Frankenstein "arregla" el cerebro del ser y se lo muestra a Krempe, quien ve cómo el monstruo obedece torpemente las órdenes que el científico le da. Krempe deja el castillo para denunciar a su compañero ante las autoridades, pero Frankenstein intenta impedirlo, dejando sola a la criatura. El monstruo logra liberarse de sus cadenas y escapa a la azotea, donde encuentra a Elizabeth. Frankenstein y Krempe se dan cuenta de esto e intentan impedir que la ataque. En un intento por matar al monstruo, Frankenstein le dispara a la propia Elizabeth, dejándola inconsciente. La criatura furiosa se dirige a él para matarlo, pero Víctor le lanza un farol, prendiéndole fuego. El ser cae en llamas en un tanque de ácido y muere. A pesar de todo lo narrado en el relato, el cura no le cree y Krempe finge que Frankenstein no ha dicho la verdad. La película termina con Víctor Frankenstein llevado a la guillotina para ser ejecutado.

La Maldición de Frankenstein: 1957 -trailer-


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada