Krampus: El demonio de la Navidad

Krampus moderno. Klagenfurt (2006)
Krampus es una criatura del folklore europeo, especificamente de los países alpinos.

La palabra Krampus proviene del antiguo alemán “krampen”, que significa "garra". Según otras fuentes, Krampus recibe su nombre de una palabra que quiere decir "gacela", por sus largos cuernos.

Según la leyenda, esta criatura castiga a los niños malos durante la temporada de Navidad, en contraste con San Nicolás, quien premia a los niños buenos con regalos. Se dice que Krampus captura a los niños particularmente traviesos en su saco y se los lleva con él arrastrandolos hacia el bosque negro.

Krampus es representado como una criatura bestial, generalmente de apariencia demoniaca.  

La criatura tiene sus raíces en el folclore germánico. Tradicionalmente, los hombres jóvenes se visten como el Krampus en Austria , Rumania , el sur de Baviera , Tirol del Sur , el norte de Friuli , República Checa , Eslovaquia , Hungría , Eslovenia y Croacia durante la primera semana de diciembre, sobre todo en la noche del 5 de diciembre (la víspera de Día de San Nicolás en muchos calendarios de la iglesia), y deambulan por las calles niños aterradoras con cadenas y campanas oxidados.

Otros nombres:
  • Knecht Ruprecht
  • Klaubauf
  • Pelzebock
  • Schmutzli

En la época previa al cristianismo, Europa tuvo una gran variedad de leyendas asociadas al pago de tributo (festines, sacrificios) a las deidades para la obtención de una buena cosecha (la cual sucedía en el solsticio de invierno). Estas tradiciones sobrevivieron en cierta forma, mezclándose con festividades cristianas, y en algunos lugares, durante la época de cosecha (es decir, con el solsticio de invierno, que a la vez coincidía con la víspera de Navidad), la gente se difrazaba de "demonios", y pedían comida y bebida en las calles.
Tarjeta de felicitación, 1900

Según la leyenda, este demonio aparece en la noche del 5 de diciembre, merodeando las calles durante dos semanas, haciendo sonar campanas y cadenas oxidadas para asustar a los niños pequeños.

Su apariencia es representada por una criatura de apariencia demoniáca. Su rostro diabólico está acompañado de una larga lengua roja, con cuernos en la frente y mirada enfermiza. Tiene el cuerpo cubierto por un oscuro y tupido pelaje, y sus patas son similares a las de un fauno. En muchas imágenes es ilustrado con una canasta en su espalda, en donde coloca a los niños malos para llevarlos al infierno.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada