Reyes Magos: La mágia de unos Reyes de los que jamás se supo nada

De quienes hoy conocemos como «Reyes Magos» sólo habló el texto de Mateo, pero es tan poco lo que se dice de ellos que las tradiciones posteriores tuvieron que inventarlo absolutamente todo.


  • Hasta el siglo IV los Magos fueron dos, cuatro, seis, doce o sesenta, según fuera la tradición.     
  • Hacia el primer cuarto del siglo III Orígenes afirmó taxativamente que los magos habían sido sólo tres, una postura que acabó prevaleciendo desde el siglo siguiente.     
  • Entrado ya el siglo III, Tertuliano, para evitar la mala fama que tenían los magos persas, transformó a los Magos en «reyes de Oriente».     
  • En un mosaico bizantino de mediados del siglo VI, en San Apollinare Nuovo (Rávena, Italia), aparecen por primera vez sus nombres actuales, pero los tres magos aún iban ataviados a la usanza persa. 
  • En el siglo XV, Petrus de Natalibus fijó que Melchor tenía sesenta años, Gaspar cuarenta y Baltasar veinte. Una descripción física que discrepaba mucho de todas las anteriores.    
    La adoración de Weyden (1455)
     
  • Baltasar fue blanco hasta el siglo XVI, época a partir de la cual se le representó como de raza negra por necesidades estratégicas de la Iglesia.    
    La adoración de Bosch (1510)
  • En Occidente no comenzó a celebrarse la adoración de los magos hasta el siglo V.     
  • Los Reyes Magos no empezaron a traer juguetes a los niños hasta mediados del siglo XIX.  
  • La actualmente imprescindible «carta a los Reyes» comenzó a popularizarse durante el primer cuarto del siglo XIX.


Fuente: Mitos y ritos de la navidad, P. Rodríguez, 1997


Quizá también te interese ver:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada