Bennu: El ave Fenix egipcio

El Bennu es una antigua deidad egipcia vinculada con el sol, la creación y el renacimiento. Puede haber sido la inspiración para el ave fénix en la mitología griega.

Como el Bennu representaba la creación y la renovación, está relacionada con el calendario egipcio. De hecho, el templo de Bennu era célebre por las clepsidras y otros dispositivos para medir el tiempo que en él se custodiaban.

Representada como una garza real cenicienta o aguzanieves amarillo, tocada con la corona Atef, del Alto Egipto, flanqueada por dos plumas (a modo de cresta); también a veces como un águila con plumaje rojo y oro.

En ocasiones se mostraba como hombre, con cabeza de garza, junto a una persea, el árbol sagrado de Heliópolis, usando ropaje blanco o azul de momia debajo de una larga capa transparente. Y también como un sauce, en el que se habría posado en el inicio de los tiempos. En la Lista de Gardiner, Bennu utiliza el código G31 (aves).

De acuerdo con la mitología egipcia, el Bennu era una creación propia que se dice haber desempeñado un papel en la creación del mundo . Se dice que es el ba de Ra esto lo confirma el Libro de los muertos ya que ahí se lee: “Yo soy el pájaro Bennu, el ba de Ra, guía de los dioses en la Duat.” y activador de las acciones creativas de Atum. Se dice que han volado sobre las aguas de Nun, que existían antes de la creación. También era un símbolo de renacimiento y por lo tanto se asoció con Osiris.

Algunos de los títulos del pájaro Bennu eran "El que vino a la existencia por sí mismo", y "El Señor de los Jubileos "; este último epíteto se refiere a la creencia de que el Bennu se renueva periódicamente en sí como el sol. Su nombre está relacionado con la WBN verbo egipcio, que significa "subir en la brillantez" o "brillar".

Según el antiguo mito egipcio, el Bennu se habría creado a sí mismo a partir del fuego con que ardía un árbol sagrado en uno de los recintos del templo de Ra. Otras versiones dicen que el pájaro Bennu surgió del estallido del corazón de Osiris. Según la tradición, Bennu se posaba sobre un pilar sagrado que era conocido como Benben. Los sacerdotes egipcios, considerando este sitio el más sagrado del planeta, se lo enseñaban a menudo a los visitantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada