¿Cómo son los demonios?

Los demonios también llamados espíritus inmundos, son seres espirituales sin forma física; son espíritus malignos que "se oponen a Dios y Su obra". Ellos fueron creados posiblemente antes que el mundo fuera y así como Satanás -también considerado demonio superior-, se alejaron de Dios en rebeldía -según la biblia-.

Los demonios al inicio no eran considerados como seres o espíritus malignos y malvados. Sin embargo, la palabra griega original "daimon" es neutral y no contiene una connotación necesariamente negativa en sus inicios para los antiguos griegos.

Esto sucedió por la aplicación de la koiné -en el helenístico y en el Nuevo Testamento en griego- del término daimonion (δαιμόνιον) y más tarde se atribuyó ese sentido maléfico a cualquier palabra afín que compartiera la raíz, cuando originalmente fue previsto para denotar simplemente a un "espíritu" o un "ser espiritual".

En el ocultismo de Occidente y la magia renacentista -una mezcla de magia greco-romana, demonología judía y tradición cristiana -, un demonio es una entidad espiritual que puede ser conjurada y controlada.

En la literatura muchos de los demonios fueron ángeles caídos. Como con frecuencia se lo representa como una fuerza que puede ser conjurada y controlada, se pueden encontrar referencias a "buenos demonios" en Hesiodo y Shakespeare.

Regresando al tema, los demonios como antes se menciona son espíritus, un espíritu según los textos no poseen una forma indefinida, pero si ellos así lo desean pueden adquirir una forma antropomórfica o de cualquier animal, aunque muchas veces los demonios son descritos o pintados en una forma híbrida, una mescla de cualidades humanas y partes de animales, un ejemplo claro es Baphomet, o también uno de los más famosos es Medusa, aunque muchas veces sólo poseen formas de animales como las Quimeras.

Muchas veces el termino de demonio es utilizado para describir a demonios de tipo masculino, pero cabe mencionar que también ahí demonios femeninos muchos de ellos o la mayoría son mencionados en mitos, tales como Lamashtu o Dimme, Gallu y utukku, Abrahel, Lilith, o, las Súcubo o Succŭbus 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada